85 personas han perdido la vida en los devastadores incendios del lunes 23 de julio en Mati de Ática, según los últimos datos oficiales.

10 personas siguen hospitalizadas en estado grave y se desconoce la suerte de una persona según declaración oficial de sus familiares.