En los próximos días el Ejecutivo griego enviará a las instituciones un borrador de las medidas para ahorrar 28 millones de euros, equivalentes a las pérdidas para las arcas estatales que supone el mantenimiento del IVA reducido durante seis meses más en cinco islas.

La cantidad para compensar los menores ingresos públicos en las islas afectadas por la crisis de los refugiados procederá de ahorros en los gastos defensivos.

Una vez analizados los datos enviados, se espera que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) dé luz verde para el desembolso del próximo tramo de la ayuda financiera a nuestro país, de 15 mil millones de euros, para principios de agosto.