Una tasa de crecimiento de la economía griega de 2,0 por ciento durante el año en curso y de 2,2 por ciento en 2018 prevé un informe del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), que se ha publicado este martes, sin alterar sus previsiones anteriores, lanzadas en el pasado mes de mayo.

BERD anota que la economía griega ha recuperado el crecimiento en el primer semestre del año con una tasa que ha alcanzado el 0,6 por ciento, a causa del avance de las reformas y la consolidación de la confianza, que permitieron una mejor rentabilidad de los sectores de la industria y las exportaciones.

“Se espera un incremento de la tasa de crecimiento aún mayor en la segunda mitad del año, impulsado por otra temporada-récord en el turismo y, por lo tanto, se mantiene la previsión de crecimiento de 2,0 por ciento en 2017”, señala el informe, que sin embargo agrega que “todavía hay riesgos de que la tendencia se modifique a la baja, ya que la economía sigue atravesando una posición complicada, con los niveles actuales de inversión muy por debajo de las amortizaciones”.