“Alejandro Magno nunca ha formado parte de nuestra historia, sino se ha incorporado a ella en los últimos diez años”, ha afirmado en una entrevista con el periódico Documento el alcalde de Skopje, Petre Silegov.

El alcalde de la capital de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) explicó que cuando se habla de naciones, estados y pueblos, el marco de referencia son los últimos trescientos años, mientras que Alejandro Magno era un personaje histórico de hace 2.300 años, por lo que él mismo prefiere considerarlo como el líder que trató de civilizar al mundo.

Preguntado por las aspiraciones irredentistas de la ARYM, Silegov ha sostenido que su país cambió su constitución con respecto a estas pretensiones en 1992 y actualmente no existe ningún artículo constitucional que apoye una perspectiva de este tipo ante cualquier país.

Finalmente, el alcalde de Skopje resaltó que una eventual solución en la disputa con Grecia sobre la cuestión del nombre, facilitará a su país avanzar con las negociaciones para convertirse en miembro de pleno derecho de la UE.