La iniciativa griega para la cooperación empresarial y cultural entre el mundo árabe y Europa, inaugurada hace un año, resulta ser una vía efectiva de comunicación y desarrollo económico y ya ha entrado en la planificación estratégica de todas las partes implicadas.

Así, la segunda Conferencia Euro-Árabe se celebrará los días 9 y 10 de noviembre en Atenas, con una agenda en que predominarán cuestiones geopolíticas.

Otro aspecto clave del evento sería la consolidación y ampliación de cooperaciones en los ámbitos de la energía, los transportes, la educación y las inversiones productivas de los países árabes en la zona de la UE y viceversa.

Según funcionarios gubernamentales competentes, la Conferencia forma parte de la iniciativa griega de resaltar el papel central de nuestro país en la región, tanto desde el punto de vista geopolítico, como energético.