Se presenta este martes ante el Parlamento de la ex República Yugoslava de Macedonia (eRYM) el proyecto de ley para la ratificación del acuerdo con Grecia sobre la denominación del país vecino, suscrito este domingo en la localidad de Psarades, un pueblo pintoresco a las orillas de Megali Prespa, el lago que comparten eRYM y Grecia en sus fronteras.

Analistas políticos en Skopje consideran que el proyecto de ley será ratificado con comodidad, ya que se necesita una mayoría simple.

Una vez aprobado dicho proyecto de ley, será remitido al presidente Gjorge Ivanov para firmarlo.

Sin embargo, en este punto el proceso se complica, puesto que Ivanov ha declarado que vetará el acuerdo, por lo que el proyecto de ley volverá a la Cámara de Diputados.

A continuación, el texto legislativo se someterá de nuevo a consulta parlamentaria, pero en esta ocasión su aprobación debe contar con el visto bueno de la mayoría absoluta, es decir, con los votos a favor de 61 diputados.

Si se cumple esta condición, el proyecto de ley se remite de nuevo al presidente, quien ya está obligado de suscribirlo, según la Constitución de la eRYM.

En una declaración, el ministro de Asuntos Exteriores, Nikos Kotziás, afirmó que después de la ratificación del acuerdo por el Parlamento de eRYM, se procederá a un referéndum y a la reforma constitucional.

Siempre y cuando se hayan cumplido todas y cada una de estas condiciones, luego el acuerdo se presentará ante el Parlamento griego para su ratificación, resaltó el canciller griego.