Con la canciller alemana, Angela Merkel, mantuvo una conversación telefónica este martes el primer ministro, Alexis Tsipras, con una agenda en que predominaron las cuestiones de las negociaciones sobre el nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), la actividad provocativa militar de Turquía en el Mar Egeo y las relaciones euroturcas, así como los problemas que va creando Turquía en la zona económica exclusiva de Chipre sobre el proceso de prospección de yacimientos de hidrocarburos.

Durante la conversación, Tsipras resaltó la necesidad de una solución definitiva en los problemas con ARYM, a base del cambio del nombre constitucional del país vecino, y en cuanto a Turquía, presentó detalladamente las recientes actividades provocativas turcas, haciendo hincapié en que el respeto del derecho internacional en el Mar Egeo y en el Mediterráneo es un requisito indispensable para la promoción de las relaciones euroturcas.