En la sede del FMI en Washington se encuentran altos cargos de todas las partes implicadas en la cuestión de la deuda griega y en los próximos días se esperan una serie de consultas importantes al respecto, al margen de la reunión de primavera del Fondo y del Banco Mundial en la capital estadounidense.

En Bruselas predomina el optimismo de que el FMI y los países de la zona euro puedan llegar a un acuerdo final para el alivio la deuda griega, ya que se valoran positivamente las previsiones del FMI sobre el curso de la economía griega a medio plazo.

Al mismo tiempo, especial relevancia cobra el denominado «Grupo de Washington» – es decir, la reunión entre los ministros de Finanzas de las mayores economías de la zona euro (Alemania, Francia, Italia y España) y los dirigentes de las instituciones europeas (Comisión Europea, BCE y Mecanismo Europeo de Estabilidad) y del FMI -, que se celebrará el viernes, donde se espera que Alemania despejará las dudas sobre las intenciones de su nuevo gobierno con respecto a la deuda griega.