La hoja de ruta que podría llevar a una solución mutuamente aceptable en la cuestión de la denominación oficial de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) predominó en la reunión de ministros de Exteriores de Grecia y del país vecino, que se celebró el jueves en Tesalónica, de cara a la reanudación de las negociaciones el 17 de enero, bajo los augurios de la ONU.

Según fuentes del ministerio de Asuntos Exteriores griego, el jefe de la diplomacia helena, Nikos Kotziás, intercambió puntos de vista con su homólogo de Skopje, Nikolá Dimitrov, sobre las medidas de construcción de confianza entre los dos países.

Además, en el encuentro se planteó la metodología a seguir en el proceso de convergencia de los dos lados y el marco diplomático correspondiente.