El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) desembolsó este lunes el quinto y último tramo de la ayuda financiera a Grecia, en el marco del programa de ajuste de la economía nacional.

Se trata de una cantidad de 15 mil millones de euros, de los cuales unos 9,5 mil millones se destinarán  a una reserva de efectivo que mantendrá Atenas para cumplir con sus necesidades financieras durante los próximos 22 meses, tras la conclusión oficial del programa el 20 de agosto.

De esta forma, la reserva asciende ya a 24 mil millones de euros.

El resto se utilizará para pagar servicios de la deuda.

En total, la ayuda financiera del MEDE a Grecia, en el marco del tercer programa de rescate, ha ascendido a 61,9 mil millones de euros, de los 86 mil millones calculados originalmente.

El desembolso del último tramo de la ayuda financiera marca el acto final de la escenificación del drama de los memorandos, señala en un comunicado la oficina de prensa del primer ministro, añadiendo que a partir de ahora se puede pasar a una nueva página de progreso, justicia y crecimiento.