Con el Premio de Democracia de la ciudad de Atenas fue galardonado el ex presidente de Mozambique, Joaquim Alberto Chissano, por su papel fundamental en la finalización de la guerra civil y la democratización de su país, ya que lideró una serie de importantes reformas sociopolíticas, cuyo colofón sería la adopción de la Constitución en 1990.

Con este premio, otorgado por tercer año consecutivo, el Ayuntamiento de Atenas rinde honor a personalidades de todo el mundo por su contribución a la democracia, la libertad y los derechos humanos.

El alcalde de Atenas, Yorgos Kaminis, quien condecoró a Chissano en una ceremonia celebrada en el Museo de la Acrópolis el domingo, resaltó la importancia de la independencia de la justicia y de la defensa de la libertad de expresión, como mecanismos fundamentales para garantizar la integridad de los estados democráticos.