La economía griega está creciendo a un ritmo acelerado, mientras que la tasa de desempleo va descendiendo, según estima el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe “World Economic Outlook”.

En concreto, según los datos del organismo internacional la economía griega crecerá un 1,8 por ciento este año y otro 2,6 por ciento en 2018, tras el estancamiento contemplado en 2016.

Al mismo tiempo, el crecimiento en la zona euro se estima al 2,1 por ciento en 2017 y al 1,9 por ciento en 2018, más elevado que el 1,8 por ciento registrado en 2016.

Asimismo, los economistas del Fondo consideran que la tasa de desempleo descenderá al 22,3 por ciento para finales del año en curso, marcando una diferencia de 1,3 por ciento interanual, y sufrirá otra reducción más en 2018 para alcanzar el 20,7 por ciento.

Por otro lado, en la zona euro la tasa de los parados también tenderá a la baja del 10 por ciento registrado en 2016, con un 9,5 por ciento este año y 9 por ciento en 2018.

Con respecto a la inflación, el FMI prevé un incremento de 1,2 por ciento en 2017 y de 1,3 por ciento en 2018, de la inflación cero contemplada en 2016.
Finalmente, en la balanza de pagos de Grecia, el déficit se limitará al 0,2 por ciento del PIB este año y al 0,1 por ciento en 2018, ante el 0,6 por ciento de 2016.