Una eventual suspensión de sus inversiones en Grecia anunció el lunes la compañía minera canadiense Eldorado Gold.

Como indica un comunicado de la firma canadiense, la causa sería el retraso constante en el proceso de expedición de una serie de licencias rutinarias para la construcción y el desarrollo de proyectos mineros en las localidades de Skuriés y Olympiada de la provincia de Calcídica.

En declaraciones, el consejero delegado de Eldorado Gold, George Burns, dijo que “es particularmente inoportuno estar en un callejón sin salida, mientras que deberíamos implementar un proyecto empresarial importante, que engrosaría con 1.200 puestos de trabajo nuestra plantilla actual de unas 2.400 personas en Grecia”.

El Ejecutivo heleno, mediante el ministro del Interior, Panos Skurletis, reaccionó resaltando que hay reglas a cumplir y estamos avanzando a base de esta premisa, mientras que el ministro Energía y Medioambiente, Yorgos Stazakis, subrayó que se trata de un hecho sin precedentes que una compañía critique a primeros ministros, ministros y partidos políticos de Grecia.

Por otro lado, el presidente de la Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, en una intervención que comenta la iniciativa controvertida de la multinacional minera, señala que el panorama inversionista positivo presentado por Tsipras en la Feria Internacional de Tesalónica se ha esfumado en cuestión de horas y resaltó que este tipo de acontecimientos transmiten un mensaje muy negativo a los inversionistas extranjeros.