Para la primavera de 2018 se habrá presentado a la UE la planificación energética del país a largo plazo, resaltó el ministro de Energía y Medioambiente, Yorgos Stazakis, durante su intervención en un acto de la Autoridad Reguladora de Energía, que se celebró en el marco de la Feria Internacional de Tesalónica.

Stazakis añadió que ya está avanzando la reestructuración de la “mezcla energética” utilizada en el país, con el propósito de reducir la proporción del lignito en ésa.

El funcionario anunció que en el marco de esta reestructuración, ya se han aprobado proyectos de energía renovable, que cuentan con un presupuesto de dos mil millones de euros, mientras que para reducir la cuota del lignito en el “mix energético”, se promueve su sustitución parcial por gas natural.

Esta perspectiva será apoyada por una serie de proyectos importantes en marcha, como la construcción del gasoducto TAP, las tuberías de interconexión entre Grecia-Bulgaria y Serbia-Bulgaria, así como la plataforma marina de gas natural licuado en la ciudad de Alexandrúpoli.