Nuevos datos sobre el caso Novartis salen a la luz. Los tres testigos anónimos y bajo estado de protección estatal en sus declaraciones describen las vías del dinero negro desde las cajas de la farmacéutica multinacional hasta los bolsillos de políticos, médicos, oficiales del estado y privados.

Mencionan además, que el dinero llegaba a Grecia a través de dos cuentas bancarias: la primera cuenta en Suiza se utilizaba para sobornar a los médicos y la segunda, en Chipre, para sobornar a los políticos y los oficiales del estado griego.

Fuentes de la Fiscalía mencionan que los testigos son fiables y anotan que sus declaraciones están acordes y son complementarias a las declaraciones que hicieron ante el FBI en los EEUU los primeros tres testigos del caso que están bajo la protección de las autoridades estadounidenses. Según las mismas fuentes, los americanos disponen de material audiovisual que incluye conversaciones sospechosas y  referencias directas sobre sobornos.