A la suspensión del acuerdo bilateral de readmisión de refugiados procedentes de Grecia va a proceder Turquía, ha anunciado el ministro de AAEE del país vecino, Mevlut Chavúsoglu.

El canciller turco declaró que esta decisión ha sido motivada por la negativa de Grecia de extraditar a los ocho militares turcos que buscaron refugio a nuestro país tras el fallido golpe de estado de 2016.

Los oficiales turcos fueron puestos en libertad hace pocos días por la justicia griega, ya que se había cumplido el máximo periodo de 18 meses de detención provisional, como establece la legislación griega.

Chavúsoglu aclaró que por el momento se ha congelado el acuerdo bilateral de readmisión que existe con Grecia, mientras que el acuerdo suscrito con la Unión Europea sigue siendo vigente.

Fuentes diplomáticas califican de “desafortunada” la declaración del ministro turco, señalando que “lo anunciado por Chavúsoglu ya es una realidad desde 2017 y, en todo caso, el funcionamiento del estado de derecho no puede ser excusa para violar el derecho internacional”.