El proyecto de ley del ministerio del Interior sobre la reforma del marco institucional de la administración local se ha presentado ante la Cámara de Diputados.

Entre los cambios más significativos que introduce la reforma figura la adopción de un sistema electoral proporcional simple en las elecciones municipales y regionales.

A continuación, si ningún candidato no reúne el 50 por ciento más un voto en los comicios, se prevé una segunda ronda electoral una semana después, entre los dos primeros.

Como fecha de celebración de las elecciones locales se establece el segundo domingo de octubre (por lo que la próxima cita electoral será el 13 de octubre), mientras que el periodo administrativo se fija a cuatro años.

El proyecto de ley también promueve la participación activa de los ciudadanos en las sociedades locales mediante la regulación de la celebración de referendos locales y regionales sobre asuntos que les conciernen de forma directa.

Los municipios serán distribuidos entre cinco categorías principales, en función de su población, sus rasgos geomorfológicos particulares, las actividades económicas principales de la zona, su grado de urbanización y su ubicación en la articulación administrativa del país.