Un fuerte indicio de su constante tendencia al alza y la recuperación de la confianza de los inversores son las sucesivas mejoras de las evaluaciones de la economía griega, considera el ministerio de Finanzas con motivo de la mejora de la calificación crediticia del país (de “B-“ a “B”) por Fitch (un mes después de la mejora producida por la agencia Standard & Poor’s).

Al mismo tiempo, un comunicado del ministerio de Finanzas señala que “mediante una decisión para aliviar la deuda, la conclusión exitosa del programa de rescate, la formulación de una estrategia de desarrollo integral y la creación de un margen de liquidez para apoyar la economía y garantizar el acceso estable a los mercados, se crean los fundamentos para un crecimiento sostenible que incluirá el mundo laboral”.