Inversiones de entre 23,3 mil millones de euros y 30,2 mil millones de euros en centrales térmicas, energías renovables y prospecciones de hidrocarburos se efectuarán en Grecia en el período 2016-2025, según un estudio del Instituto de Energía de Europa Sureste.

En total, en los 13 países de la región que son examinados en el estudio (Balcanes Occidentales, Rumanía, Bulgaria, Grecia, Chipre y Turquía), se estima que las inversiones oscilarán alrededor de los 300 mil millones de euros.

Asimismo, el informe prevé que la demanda energética en el sudeste europeo se cuadruplicará para 2050 y alcanzará el equivalente de 219 millones de toneladas de crudo en 2050, de las 59 ton. registradas en 2015.

En cuanto a la red de distribución eléctrica, el documento señala que resulta prioritario fomentar la interconexión internacional entre Italia, Balcanes Occidentales y Grecia para la integración del mercado de energía eléctrica en la región.

Al mismo tiempo, el estudio refleja la reticencia de los países de la zona de abandonar la producción eléctrica a partir del procesamiento de lignito por razones de garantía de suministro y de coste, a pesar de la política medioambiental de la UE, que favorece la desvinculación del carbono del proceso de la producción energética.