“Se trata de una disfuncionalidad para toda la estructura de la Alianza el hecho de que dos soldados de un país miembro de la OTAN siguen detenidos en otro país de la OTAN durante más de cuatro meses por haber cruzado por error la frontera entre los dos países, sin que se hayan pronunciado acusaciones al respecto”, resaltó el primer ministro, Alexis Tsipras, en su intervención en la cumbre de la OTAN que se está celebrando en Bruselas e instó a Turquía a ratificar mediante la devolución inmediata de los dos militares a su patria.

El mandatario griego también planteó la cuestión de las acciones provocativas de Turquía, señalando que el país vecino insiste en violar sistemáticamente el derecho internacional en la zona y trata de excluir el Mar Egeo de la planificación operativa de la OTAN, en detrimento de la capacidad operativa de la Alianza.

En cuanto al papel de Grecia en la OTAN, Tsipras sostuvo que nuestro país seguirá siendo un pilar fundamental de la estabilidad regional, contribuyendo a la seguridad colectiva y regional, mediante su política sólida y consistente.