En la presentación del informe de la oficina de presupuesto de la Cámara de Diputados sobre el estado de la economía griega en el segundo trimestre de 2018, el director de la oficina, Fraguiskos Koutentakis, resaltó que las condiciones actuales son favorables, pero los próximos pasos a dar serán cruciales, ya que la fiabilidad de la política económica que se implementará después de la conclusión del programa de rescate determinará en gran medida el curso de la economía.

Con respecto a las medidas recientemente adoptadas sobre la deuda, el informe las califica de positivas.

Sin embargo, señala que la cuestión de la sostenibilidad de la deuda a largo plazo, que se cuestiona por el FMI, puede retrasar el ascenso de categoría de la deuda por parte de las agencias de calificación.

Asimismo, el jefe de la Oficina de Presupuesto presentó estimaciones que indican un aumento de 600 millones de euros interanuales del superávit primario.

En concreto, la primera mitad de 2017 el superávit primario alcanzó los 1,24 mil millones de euros, mientras que este año en el primer semestre el superávit llegó a la cifra de 1,84 mil millones de euros.