Los ministros de Energía de Chipre, Grecia, Israel y un representante de Italia, firmaron en Nicosia un memorando de entendimiento para la cooperación de los cuatros países en la construcción del gasoducto EastMed.

Los cuatros firmantes resaltaron su intención de cooperar para permitir y fomentar el desarrollo de proyectos como una “opción viable y estratégica” y de interés especial tanto para los estados productores de gas natural como para la Unión Europea (UE), según un comunicado conjunto.

La iniciativa del proyecto EastMed, que nació a finales de 2014 es establecer un gasoducto submarino entre Israel y Chipre, y extenderlo después a Grecia e Italia. Prevé una longitud de más de 1.300 kilómetros y una capacidad de 16.000 millones metros cúbicos de gas anuales.

Los representantes de los cuatro países indicaron también que continuarán sus encuentros con el objetivo de firmar el acuerdo intergubernamental a lo largo de 2018.

El ministro de Energía griego, Yorgos Stathakis, en sus declaraciones  en la Agencia de Noticias Ateniense, resaltó que Grecia a través de este proyecto se convierte en un punto energético neurálgico. Además, según Stathakis, la construcción de EastMed atraerá nuevas inversiones y creará nuevas posibilidades de desarrollo económico para nuestro país.