Una alta movilidad diplomática se contempla recientemente en la cuestión de la denominación oficial de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), ya que ambas partes implicadas muestran una voluntad de encontrar una solución definitiva al respecto, después de 25 años de disputa.

El martes, el ministro de Asuntos Exteriores, Nikos Kotziás, se entrevistará con el primer ministro suplente de ARYM, competente de las relaciones con la UE, Bouzar Osmani, para tratar asuntos europeos de interés mutuo.

A continuación, el 19 de enero está programada una reunión en Nueva York del mediador de la ONU para la cuestión del nombre del país vecino, Matthew Nimetz, con los jefes de los equipos de negociación de Grecia y de ARYM, Adamantios Vasilakis y Vasko Naumovski, respectivamente.

Tras la reunión de las delegaciones de los dos países en el pasado mes de diciembre, Nimetz había manifestado su optimismo sobre una conclusión exitosa de las negociaciones dentro de 2018, siempre que ambas partes muestren la voluntad política requerida.