En el oeste del Peloponeso, en el llamado “Valle de los Dioses”, se encuentra Olimpia, el santuario más famoso de la Antigua Grecia y cuna del evento atlético más importante de todos los tiempos: Los Juegos Olímpicos. Fue famosa por su gigantesca estatua de Zeus, hecha de oro y marfil por Fidías, la cual era una de las Siete Maravillas del mundo antiguo.

Actualmente, Olimpia es uno de los destinos turísticos más conocidos de Grecia y un poderoso brand name a nivel mundial. Es fácilmente accesible desde varios puntos de interés turístico y cultural.
Una vez en el recinto arqueológico, el visitante puede caminar entre sus impresionantes ruinas, exactamente como lo hacían los atletas olímpicos de la Antigüedad después de su victoria, hace 3000 años. En el Museo Arqueológico de Olimpia se pueden admirar algunas de las mejores esculturas del mundo antiguo, como por ejemplo la decoración escultural del templo de Zeus, el famoso Hermes de Praxíteles o la estatua de Victoria (Nike) de Peonio.

Aparte de los sitios arqueológicos, sería interesante para el visitante poder seguir los festivales que se organizan en la ciudad, tales como el Festival Internacional de la Antigua Olimpia y el Festival Ecológico del Río Alfiós que permite descubrir su magnífico entorno natural, la playa virgen de Kato Samiko a sólo 18 kilómetros o las termas naturales de Kaiafas. Hay muchas opciones para actividades físicas, tales como caminar por el paseo marítimo o hacer ciclismo, rafting, kayak etc.. Además, Olimpia cuenta con una parte nueva y moderna, donde el visitante encontrará todo aquello que le pueda ser necesario para disfrutar de su estancia de la mejor manera posible.