Siete personas fueron detenidas el martes en una operación a gran escala de dispositivos antiterroristas de la policía, desplegada en las regiones de Ática, Epiro y norte de Grecia, acusadas de formar parte presuntamente de una banda de extrema derecha, implicada en atentados contra inmigrantes y colectividades ciudadanas.

Los detenidos son acusados de participación en organización criminal, posesión de explosivos, explosiones, incendios, daños graves contra propiedad ajena e infracciones de la ley sobre armas.

En las investigaciones llevadas a cabo en domicilios de los detenidos, fueron localizados 50 kg de nitrato de amonio, que se puede utilizar para la fabricación de artefactos explosivos, mientras que las autoridades encontraron material impreso, que alude a relaciones con la banda ultraderechista británica Combat 18.