Al 19,1 por ciento se redujo el desempleo en el pasado mes de junio, marcando un significativo descenso interanual de 2,2 por ciento y otro de 0,2 por ciento con respecto a mayo de 2018. Además, resulta llamativo el dato de que la tasa de desempleo de los jóvenes menos de 24 años, por primera vez tras varios años se situó por debajo de 40 por ciento.

La ministra de Trabajo, Efi Ajtsioglu, en un comunicado ha resaltado que a pesar de que los índices de desempleo sigue siendo altos, el hecho de que más de 300.000 parados han encontrado empleo en los últimos tres años, permite cierto optimismo para el mercado laboral.

Según los datos publicados por la Autoridad Estadística Nacional (ELSTAT, por sus siglas en griego), el número de las personas con contrato de trabajo en junio asciende a 3.863.337.

El paro femenino (23,8 por ciento) sigue siendo significativamente más agudo que el masculino (15,3 por ciento), mientras que desde el punto de vista de la edad, las tasas más altas se registran entre los grupos más jóvenes de la población, con un índice de desempleo de 39,1 por ciento para jóvenes de entre 15 y 24 años y de 23,2 por ciento para jóvenes de entre 25 y 34 años de edad.

En cuanto a la distribución geográfica del desempleo, las mayores tasas se registran en las regiones de Epiro y de Macedonia Occidental (24,4 por ciento).