A la orilla griega del lago Megali Prespa, se ha suscrito este domingo el acuerdo histórico sobre la denominación de la ex República Yugoslava de Macedonia (eRYM), por el Ministro de Asuntos Exteriores griego, Nikos Kotziás, el canciller de eRYM, Nikola Dimitrov, y el enviado especial del Secretario General de la ONU, Matthew Nimetz, en una ceremonia celebrada en la aldea de Psarades.

El acto ha sido presenciado por los primeros ministros de Grecia y eRYM, Alexis Tsipras y Zoran Zaev, respectivamente, pero también por la Alta Representante de la UE para las Relaciones Exteriores, Federica Mogherini, el Comisario europeo competente de la ampliación, Johannes Hahn, y la representante del Secretario General de la ONU, Rosemary Di Carlo.

El premier griego resaltó que en adelante sólo habrá ganadores en el camino de la paz y la cooperación, y calificó de mutuamente beneficioso el pacto.

Asimismo, instó a los ciudadanos de ambos países que lo apoyaran sin prejuicios.

Asimismo, Tsipras se refirió a proyectos de obras de infraestructura como medio de apoyo de la trayectoria común de los dos países y manifestó la esperanza de que las dos naciones sean ya un ejemplo de hermandad entre pueblos, en un período de inestabilidad y de conflictos geopolíticos.

Por su lado, Zoran Zaev, calificó de estratégico el acuerdo alcanzado con Grecia, que pone fin a una disputa que durante décadas levantaba barreras entre los dos países y deterioraba las relaciones bilaterales.