En un fórum que se inauguró el jueves en la fundación “Stavros Niarchos”, titulado “Grecia: los caminos de la esperanza”, el presidente del Banco de Ática y ex representante de Grecia al FMI, Panayotis Rumeliotis, recalcó durante su intervención que “el PIB de Grecia está de alza por primera vez desde 2010, el déficit público prácticamente se ha eliminado y la tasa de crecimiento de las exportaciones en 2017 alcanzó la tasa extraordinaria de 13 por ciento”.

Roumeliotis señaló también que las inversiones extranjeras directas ya han recuperado los niveles de 2005, mientras que la banca griega, después de tres recapitalizaciones, ya ha entrado en una fase de desarrollo y ha mejorado notablemente la confianza de los ciudadanos en el sistema bancario.

Sin embargo, el banquero matizó que actualmente el principal problema crediticio es la morosidad de la banca, que ha alcanzado la cifra de 44,45 por ciento y es necesario impulsar unas estrategias adecuadas que permitirían su reducción en diez puntos para 2019.

El foro, cuyos trabajos siguen este viernes, es organizado por la revista francesa “Le Nouvel Observateur”, el periódico griego “Kathimerini” y la fundación “Stavros Niarchos”.