Con el objetivo de cerrar la cuarta revisión de la economía griega a nivel técnico, se da comienzo este lunes a la ronda final de las negociaciones entre el Gobierno griego y los representantes de los acreedores internacionales, de cara a la reunión del Eurogrupo del 24 de mayo.

Las delegaciones de las Instituciones revisarán el proceso de implementación de los 88 requisitos para el cierre de la evaluación y, según fuentes griegas, ya se ha procedido a la redacción de un borrador de acuerdo técnico.

Como asuntos más “espinosos” se consideran la reforma de la administración pública, una liberalización más amplia en los mercados de productos y servicios y la nueva fórmula de calcular el impuesto sobre bienes inmuebles (ENFIA, por sus siglas en griego).

En declaraciones, el Ministro de Política Digital, Nikos Papás, no descartó la posibilidad de renegociar los recortes de las pensiones, a ser implementados a partir de 2019, y la reducción de la renta exenta de impuestos, prevista a entrar en vigor en 2020, señalando que una vez finalizado el programa de rescate, y en función del estado de las finanzas públicas, se puede plantear de forma legal cualquier cuestión.