El primer ministro de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), Zoran Zaev, afirmó el martes que su país está preparado para aceptar un nombre con una definición geográfica, con el objetivo de poner fin en la disputa con Grecia.

El mandatario anunció también que el consejo de ministros de la ARYM aprobó el cambio de nombre del aeropuerto de la capital de “Aeropuerto Nacional Alejandro Magno” a “Aeropuerto Nacional de Skopje” y de la autopista que atraviesa el país desde su frontera norte con Serbia hasta la frontera sur con Grecia de “Carretera Nacional Alejando de Macedonia” a “Carretera Nacional de Amistad”.

En un comunicado, el ministerio de Asuntos Exteriores griego califica de paso positivo esta decisión del gobierno de la ARYM y resalta que se trata de un importante avance para eliminar el irredentismo.

Además, se expresa la esperanza de que este gesto pueda marcar la apertura de un nuevo capítulo en las relaciones entre los dos países y pueblos.