Reforzar la coordinación y la colaboración de los países mediterráneos de la Unión Europea (UE) es el objetivo central de la Cumbre que tiene lugar en el Palacio Zapio de Atenas hoy tras la iniciativa del primer ministro griego, Alexis Tsipras.

En la cumbre participan los líderes políticos de Francia, Italia, Portugal, Chipre, y Malta mientras que España es representada por un delegado del gobierno de Mariano Rajoy.
Los retos comunes, sobre todo, en la economía, en la inmigración y en la seguridad constituyen los principales temas de la agenda de esta cumbre cuya aspiración, según los organizadores, es contribuir a la formación de una nueva perspectiva para la UE.

El gobierno griego intentará formar alianzas a favor de la ampliación del plan Juncker de inversiones europeas, del apoyo del acuerdo de la UE con Turquía sobre la crisis de los refugiados y de la aplicación de las decisiones del Consejo Europeo para la reinstalación de los refugiados.

En su entrevista en el periódico francés Le Monde, Alexis Tsipras, insta a Europa a mandar un mensaje claro para la salida de Grecia de la crisis económica y subraya que no puede haber cohesión europea mientras aumenten las desigualdades. Finalmente, destaca que tenemos que decidir si queremos una Alemania europea o una Europa alemana.