El Instituto de Protección Marítima- Archipiélago crea en la isla de Lipsi el primer centro a nivel mundial para la liberación de los delfines en cautiverio.

El centro fue creado en una bellísima bahía en la parte norte de la isla de Lispi en el mar Egeo y constituye un primer paso decisivo para poner fin a la explotación y cautiverio de los delfines en los zoológicos de todo el mundo.

“Decidimos crear el primer Refugio para la Vida Marítima en el Egeo porque de este modo queríamos conseguir un gran objetivo y, a la vez, rendir honor al legado cultural griego. ¡Grecia fue el primer país que creó instituciones para la protección de los delfines hace 2.500 años!” declara la directora de investigación del Instituto de Protección Marítima- Archipiélago, Anastasia Miliu.

La explotación de los delfines para el espectáculo que ofrecen los zoológicos es condenada por todas las organizaciones medioambientales del mundo. Sin embargo, la ley internacional prohibe su liberación directa al mar abierto.

El Instituto decidió dar una solución a ese problema. Tras una serie de amplios estudios, eligió la bahía de Vrulia en la isla de Lipsi para crear un centro donde los delfines que viven en cautividad puedan ser trasladados y donde, bajo estrecha vigilancia y protección, puedan recuperar el instinto de caza y, acto seguido, ser liberados para sobrevivir en el mar abierto.

“Hoy día, 2.913 delsfines viven en cautiverio a nivel mundial. Y esos delfines queremos que sean liberados porque es científicamente comprobado que tienen alto nivel de inteligibilidad y sufren en cautiverio” explica Miliu y añade que “el Refugio para la Vida Marítima servirá de ejemplo para la creación de centros parecidos en todos los rincones del mundo”.