Este año se cumplen 47 años desde aquel 17 de noviembre de 1973, cuando los estudiantes de la Escuela Nacional Politécnica de Atenas se levantaron contra la dictadura militar de los coroneles que gobernaba el país desde 1967.

Fue la más importante protesta popular contra la dictatura militar que se apoderó del país durante siete años (1967-1974). El 15 de noviembre de 1973, miles de estudiantes ocuparon la Escuela Politécnica de Atenas transmitiendo a la población su mensaje de resistencia contra la dictadura mediante la legendaria estación radiofónica que ellos mismos habían puesto en marcha.

La respuesta del régimen fue rápida y violenta y, a primeras horas del 17 de noviembre, los tankes del ejército derrumbaron la puerta principal aplastando decenas de estudiantes abarrotados detrás de ella.

Se trata de un acontecimiento político de especial relevancia, ya que fue el desencadenante principal que condujo a la caída de la junta militar convirtiéndose en un punto de referencia obligatoria para la historia contemporánea del pais.

Desde entonces, cada año se celebra la conmemoración de esta fecha histórica con diversos actos en las escuelas y universidades que culminan en una marcha desde la Escuela Politecnica hasta la Embajada de los Estados Unidos en Atenas; una protesta simbólica por el apoyo que los EE.UU. prestaron al régimen militar en aquella época.

Este año, a causa de la pandemia de coronavirus, nada es igual. La Policia Griega ha  prohibido a nivel nacional toda congregación de más de tres personas al aire libre, a fin de imponer la realización de las habituales manifestaciones y los actos de conmemoración.

La decisión ha provocado la reacción de los partidos políticos de la oposición, de organizaciones sindicalistas, abogados, jueces y de gran parte de los intelectuales y artistas del país, sin embrago, el Tribunal Constitucional la justificó por razones de seguridad de la salud pública.