Más de doscientas réplicas se han producido en la región de Epiro, después del terremoto de 5,3 grados en la escala de Richter que sacudió el sábado por la noche la zona, con el epicentro del movimiento telúrico situado a 12 kilómetros al noroeste de la ciudad de Ioannina y una profundidad de 5 km.

“Aunque se puede hablar con más certeza una vez transcurridas 48 horas, dada la intensa secuencia de réplicas, se podría presumir que se trata del terremoto principal”, afirmó el presidente del Organismo de Planificación y Protección Antisísmica, Eftimios Lekas.

Preocupados por la actividad sísmica, muchos habitantes de la zona han pasado las dos últimas noches al raso.

Los daños más importantes causados por el terremoto se han registrado en la red de carreteras provincial de la prefectura de Ioanina, mientras que como medida preventiva hoy permanecerán cerrados los institutos educativos de todos los grados y se ha suspendido por dos días el funcionamiento de los tribunales.