Después de 17 años, un presidente de Estados Unidos visita Grecia mañana y el Gobierno heleno está esperando que Barack Obama dé un claro mensaje de apoyo al esfuerzo de aliviar la deuda griega.

La intención del presidente de Estados Unidos de apoyar dicho esfuerzo ha confirmado el asesor alterno de Seguridad Nacional de EEUU, Ben Rhodes, quien resaltó que el presidente Obama comparte plenamente la postura del FMI de que la deuda griega es insostenible y se debe proceder a su reestructuración.

Además, Rhodes dijo que Obama alabará los duros sacrificios que ha sufrido el pueblo griego, así como el avance conseguido por el ejecutivo heleno en materia legislativa y de implementación de las reformas.