A mil millones de euros ascienden este año los beneficios de los bancos centrales de la zona euro por los bonos griegos, según una declaración del director general del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling.

Regling señaló que la decisión sobre el desembolso de esta cantidad a Grecia se tomará en la reunión del próximo Eurogrupo, a base de la segunda revisión de la economía griega por parte de delegaciones de las instituciones.

El informe correspondiente se publicará el 27 de febrero.

El funcionario europeo explicó que hay ciertos “asuntos pendientes”, pero Grecia dispone de tiempo para abordar la situación.

Asimismo, el jefe del MEDE comentó que “las autoridades griegas están en todo momento en contacto con las instituciones sobre estos asuntos concretos”.