Turquía y Grecia reanudarán negociaciones exploratorias por primera vez desde 2016, con el objetivo de reducir las tensiones entre estos dos países miembros y aliados en el seno de la OTAN, pronto y en Estambúl, según el anuncio del ministerio griego de Asuntos Exteriores (AAEE).

El ministro de AAEE, Nikos Dendias, desde el foro que organizaron en la red el Instituto de la Democracia Kostantinos Karamanlis y el Centro de Estudios Europeos Martens con título: “La amenaza del revisionismo:retos para la seguridad del Mediterráneo Oriental”, aclaró que en estas negociaciones se van a buscar las normas sobre las cuales se puede establecer el diálogo entre los dos países. “¿Por qué es tan difícil?”, se preguntó para responder: “Porque Turquía no acepta el Derecho Internacional como norma común”.

Refiriéndose a la UE y su posición ante las provocaciones y los actos ilegales de Turquía en el Mediterráneo Oriental, resaltó que: “La UE debe mantenerse firme al lado de Grecia y Chipre no solamente porque son dos países miembros, sino también porque lo que se pone en duda es el estado de derecho y el derecho internacional”. “Si Turquía continua por este camino, debe sufrir sanciones y, en concreto, sanciones de índole económica”, concluyó Dendias.