En Bruselas se encuentra el primer ministro, Alexis Tsipras, donde asistirá a la cumbre de la UE, cuya agenda está predominada por las cuestiones de la gestión de los flujos migratorios y de refugiados, el Brexit y aspectos funcionales de la zona euro.

En una reunión de trabajo informal sobre la crisis de refugiados e inmigrantes, convocada el pasado domingo en Bruselas por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que presenciaron jefes de Estados y Gobiernos de 16 países de la UE, el mandatario griego señaló que esta crisis es un desafío europeo colectivo y, por lo tanto, requiere una solución a nivel continental.

En su intervención, Tsipras sugirió la revisión del sistema europeo de asilo, con una distribución justa de las cargas para todos los países, otorgar a Frontex un estatus de Guardia Costera y Fronteriza de Europa, facilitar más recursos a los países de primera recepción y apoyar a los países de tránsito y de origen de los refugiados.