Lanzar de nuevo una agenda positiva en las relaciones greco-turcas, tras un período que han sufrido un revés considerable, sería el efecto más importante de la reunión entre el primer ministro, Alexis Tsipras, y el presidente turco, Tayyip Erdogan, en Ankara, señalan fuentes diplomáticas en condición de anonimato.

En este contexto, se celebrarán más reuniones y se suscribirán acuerdos entre los dos países, como han confirmado ambos líderes en sus declaraciones a la prensa tras su reunión.

Las mismas fuentes indican que la activación de un canal de comunicación directa entre los ministros de Defensa de Grecia y Turquía aportará el proceso de reducir la tensión en el mar Egeo, mientras en la cuestión chipriota, a la brevedad, se celebrarán reuniones preparatorias entre delegaciones de los ministerios de Relaciones Exteriores de los dos países.

Sobre la cuestión de los flujos migratorios, se celebrará otra reunión del ministro de Política Migratoria, Dimitris Vitsas, con su homólogo turco, en el marco de la cooperación efectiva bilateral.