“Construir la nueva Ruta de la Seda es uno de los desafíos globales más importantes del futuro” y “Grecia puede desempeñar un papel crucial en este esfuerzo”, resaltó el primer ministro, Alexis Tsipras, en su intervención el sábado pasado en una mesa redonda de líderes de todo el mundo que trataba “El fortalecimiento de la conectividad para fomentar nuevas formas de crecimiento”, en el marco del II Foro de Alto Nivel de la “Belt and Road Initiative”, celebrada en Pekín.

El papel crucial de Grecia fue reconocido también por el presidente de China, Xi Jinping, quien recalcó que Grecia podría ser un modelo para los países europeos en el sentido de adopción de términos de cooperación beneficiosa con China.

Asimismo, durante la reunión que mantuvo el mandatario griego con el presidente chino, aparte de las relaciones bilaterales, se planteó el estado de la cuestión política a nivel global, ya que Tsipras hizo especial hincapié en la necesidad de cooperación con el objetivo de consolidar la paz y el bienestar social mundial mediante el desarrollo mutuo de las naciones, mientras el líder chino subrayó que su país desea un mundo multipolar, en que todos los países puedan colaborar entre sí en armonía.

Al mismo tiempo, se rubricó el nuevo Marco de Cooperación trienal entre Grecia y China, que enfoca en materias como la energía, los transportes, las telecomunicaciones, la fabricación de artículos de consumo, la investigación y los servicios financieros.