Reproches de la UE y también de los EEUU a Turquía ante las nuevas provocaciones en el Mediterráneo oriental con la vuelta del buque de investigación ‘Oruç Reis’ al sur de la isla de Kastelorizo y dentro de la plataforma continental griega.

El Departamento de Estado estadounidense ha lamentado que Ankara “complica deliberadamente el reinicio de las cruciales conversaciones exploratorias” entre ambos países, miembros de la OTAN.

“La coacción, las amenazas, la intimidación y la actividad militar no resolverá las tensiones en el Mediterráneo oriental”, ha señalado la portavoz del Departamento, Morgan Ortagus, a través de un comunicado. “Pedimos a Turquía que ponga fin a esta provocación calculada y que inicie inmediatamente conversaciones exploratorias con Grecia. Las acciones unilaterales no pueden generar confianza y no producirán soluciones duraderas”, ha subrayado.

Por su parte, el ministro federal de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, tras reunirse con el primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis, el martes por la tarde en Atenas, resaltó que “Los actos de Turquía están en dirección completamente opuesta a lo que hemos acordado” y añadió que su decisión de no visitar a Ankara como era programado es una señal de la solidaridad de Alemania y la UE hacia Grecia.

Kiriakos Mitsotakis aclaró que bajo estas circunstancias no puede haber diálogo con Turquía. “En el último Consejo Europeo hemos ofrecido una oportunidad de diálogo a Turquía. Desgraciadamente, Turquía ha optado por la escalada de la tensión y las consecuentes sanciones en su contra” prosiguió el primer ministro griego.

El tema ocupará de nuevo la agenda del Consejo Europeo el jueves 15 y el viernes 16 de octubre.