En una sesión plenaria de la Cámara de Diputados, se presentan hoy las peticiones para el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de tres diputados, tras la propuesta formulada al respecto por el Comité Deontológico del Congreso.

Se trata del diputado del partido socialdemócrata KINAL, Andreas Loverdos, por presunta implicación en el caso de los sobornos de la multinacional farmacéutica NOVARTIS; el parlamentario conservador de la Nueva Democracia, Marios Salmás, por presunta implicación en un caso de malversación de fondos públicos, y al diputado independiente, Aristidis Fokas, por un asunto privado.

Por su lado, Loverdos mediante una declaración al Comité, ha afirmado que desea el levantamiento de su inmunidad para demostrar la conspiración tramada en su contra.

En la misma línea, Marios Salmás también ha solicitado el levantamiento de su inmunidad para demostrar que se trata de un caso inventado y orquestado por el actual ministro alterno de Salud, Pavlos Polakis.