Nueve personas (ocho hombres y una mujer) de nacionalidad turca, presuntos miembros de la organización de extrema izquierda DHKP-C (Partido-Frente Revolucionario Popular Libertador) del país vecino, fueron detenidos este martes tras una operación de los servicios antiterroristas en tres apartamentos ubicados en barrios del centro de Atenas.

Según informó la Agencia de Noticias Ateniense, el grupo presuntamente guarda relaciones con un caso de tráfico ilegal de armas, producido en 2013 en la isla de Quíos.

Las autoridades policiales han resaltado la cantidad de materiales para la fabricación de bombas caseras que se ha localizado en los apartamentos y tratan de averiguar el propósito de su posesión.

Entre el material encontrado figuran detonadores, pilas y relojes de dinamita, que son empleados para la fabricación de artefactos explosivos.