Atenas sigue desplegando una serie de movimientos diplomáticos ante las continuas provocaciones turcas.

Este lunes, el ministro de AAEE, Nikos Dendias, se entrevistará en Ginebra con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y al día siguiente tomará rumbo hacia el Golfo Pérsico, donde visitará Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, sucesivamente.

“La situación no estará de control y, en cualquier caso, Grecia no teme a un incidente armado con Turquía”, resaltó ayer el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, en una entrevista en el diario alemán Bild.

Mitsotakis reiteró que el memorando firmado Ankara y el gobierno libio de Trípoli es ilegal y carece de validez.

Por su lado, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una entrevista, se refirió de nuevo al acuerdo entre Ankara y Trípoli, comentando que “el memorando de entendimiento con Libia molesta a Grecia, pero blinda los derechos de Turquía” y sostuvo que todo movimiento diplomático se realiza conforme al derecho internacional.