Siete meses después de la ceremonia de inauguración de los trabajos de construcción del gasoducto TAP, celebrada en mayo de 2016, las obras han avanzado considerablemente, con unos 95 kilómetros de tubería ya instalados.

La longitud total del gasoducto, desde su punto de partida en la frontera greco-turca hasta el sur de Italia, cruzando en el camino al norte de Grecia, Albania y el Mar Adriático, será de 878 km. de los que unos 550 km. recorrerán territorio griego.

El gasoducto tendrá una capacidad de transporte de 10 mil millones de metros cúbicos de gas natural al año, con disponibilidad de la opción de duplicar la cantidad en el futuro.

La obra, una vez operativa, suministrará gas natural de la región del Mar Caspio a los mercados de los Balcanes y de Europa.

La construcción del TAP abre el camino para la diversificación energética de Europa, en el marco del eje de seguridad energética de Unión Energética, proporcionando una nueva fuente de suministro y una nueva ruta de transporte de gas natural a Europa.

El gasoducto entrará en la fase operativa a partir del año 2020.