Desde la isla de Agatonisi, en el Mar Egeo, donde el lunes 25 asistió a los festejos con ocasión del aniversario de la Guerra de la Independencia contra el imperio otomano, el primer ministro, Alexis Tsipras, remitió un mensaje de determinación a Ankara, con motivo de maniobras de aviones militares turcos en el Mar Egeo, que forzaron el cambio del plan de vuelo del helicóptero en que viajaba el mandatario griego.

“Quiero enviar el mensaje de que no existe rincón de Grecia que quede indefenso, bien mediante nuestra política social, bien mediante nuestras fuerzas armadas”, resaltó el primer ministro, quien agregó que “nuestros vecinos deben entender que solo la cooperación, el entendimiento mutuo y el desarrollo común pueden prosperar, sin recurrir a acciones descabelladas”.

Al mismo tiempo, Tsipras subrayó que Grecia hoy en día es una fuerza de la paz y la cooperación en el Mediterráneo Oriental y los Balcanes, una fuerza que promueve el diálogo y el entendimiento mutuo, pero si surge la necesidad, los griegos saben hacer lo que también hicieron sus antepasados.