Una auténtica batalla contra las llamas han librado a lo largo de la noche las fuerzas terrestres de bomberos y centenares de voluntarios y habitantes de la isla de Tasos, para evitar la expansión del incendio forestal a, al menos, tres frentes.

Con la primera luz del día, los aviones de extinción de incendios han iniciado de nuevo el lanzamiento de agua y según estimaciones de altos cargos del cuerpo de bomberos todos los frentes del fuego están bajo control parcial, pero todavía no se ha extinguido completamente el riesgo.

El primer ministro Alexis Tsipras, acompañado por un equipo de ministros, se traslada hoy a la isla, donde visitará zonas afectadas y se entrevistará con las autoridades municipales y representantes de las instituciones de la isla.