El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se declaró en la isla griega de Lesbos “conmovido” por la situación dramática generada tras la destrucción del campo de refugiados de Moria y sostuvo que el “desafío de la migración es un reto común europeo”.

“Estoy conmovido”, dijo Michel al visitar en compañía del ministro griego de Migración, Notis Mitarakis, la zona en la que se ha erigido el nuevo campo temporal de Kara Tepé, en el que hasta ahora se han instalado 1.200 refugiados e inmigrantes tras el incendio de Moria.

“Para mí, ha sido muy importante venir aquí y expresar la solidaridad europea”, aseguró el presidente del Consejo Europeo, quien señaló que la solidaridad es con los migrantes y con la población de Lesbos.

Michel afirmó que la Unión Europea no quiere “ignorar” que el desafío de la migración es un reto común.”A finales de mes, la Comisión Europea pondrá sobre la mesa nuevas propuestas concretas y debemos centrarnos en ser mas efectivos”, mejorar los controles fronterizos y avanzar en una convergencia del sistema de asilo, indicó.