Con la reunión con el Arzobispo de Chipre Crisostomo y la visita a las Fuerzas Armadas griegas de la isla ha concluido la visita oficial de dos días del primer ministro, Kiriakos Mitsotakis a Chipre.

“El primer y gran objetivo de la política exterior griega ha sido y sigue siendo la resolución del problema de Chipre, un problema de invasión y ocupación” resaltó Mitsotakis en la cena oficial que concedió a su honor el Presidente de la República Chipriota, Nikos Anastasiadis. Refiriéndose a las relaciones grecoturcas, Mitsotakis comentó que “hace falta reiniciar el diálogo aunque sea paulatinamente y en base a la construcción de mutua confianza”.

Por su parte, Anastasiadis, dijo que la postura turca y las actividades ilegales en la Zona Económica Exclusiva de Chipre no ayudan a las negociaciones y profundizan la ruptura y la inseguridad. Al dirigirse a Mitsotakis, expresó su esperanza de que su apoyo y el de los demás líderes de la UE se consiga celebrar una nueva cumbre para Chipre bajo la cúspide de la ONU.