El líder de SYRIZA Alianza Progresista, Alexis Tsipras, acusa al primer ministro, Kiriakos Mitsotakis, de desacatar las reglas de cuarentena impuestas para frenar el contagio de coronavirus después de asistir a una comida al aire libre durante su visita a la isla de Ikaria, el sábado pasado.

El mismo día, el gobierno intensificó las medidas de cuarentena, extendiendo las horas de toque de queda para comenzar a las 6 de la tarde en el área metropolitana de Atenas y en la segunda ciudad más grande de Grecia, Tesalónica, en respuesta a un aumento de infecciones de COVID-19 que comenzó desde finales de enero.

Alexis Tsipras presentó una denuncia en el Parlamento ayer lunes en la que acusó al primer ministro de exhibir “arrogancia increíble” mientras los restaurantes y muchos negocios en el país permanecen cerrados y los ciudadanos se ven obligados a encerrarse en sus casas.

La vocera del gobierno, Aristotelia Peloni, dijo que Mitsotakis podría seguir visitando partes remotas del país para promover la campaña de vacunación anti COVID y que la atención pública a la comida al aire libre “socava el objetivo de la visita”.